Banderas de nuestros padres

2006 - Clint Eastwood

Título: Banderas de nuestros padres

Título original: Flags of our fathers

Dirección: Clint Eastwood

País: Estados Unidos

Año: 2006

Fecha de estreno: 17/11/2006

Duración: 132 min

Género: Drama, Histórico, Bélico, Acción

Reparto: Ryan Phillippe, Jesse Bradford, Adam Beach, John Benjamin Hickey, John Slattery, Barry Pepper, Jamie Bell, Paul Walker, Robert Patrick, Neal McDonough

Guión: Paul Haggis, William Broyles Jr.

Distribuidora: Warner Sogefilms S.A.

Productora: Warner Bros. Pictures, Amblin Entertainment, Malpaso Productions, DreamWorks SKG

VALORACIÓN

7,2

234 votos

TU VALORACIÓN


 

Sinopsis

Es la imagen más indeleble de la Guerra del Pacífico - un momento en el tiempo inmortalizado en un film sobre cinco Marines y un sanitario de la Marina levantando la bandera de EE.UU. en el monte Suribachi, pocos días después de comenzar la encarnizada batalla por la guarnición japonesa de Iwo Jima, una isla desierta de playas de arena volcánica y cuevas de azufre.

Para los hombres que aparecen en la foto, levantar la bandera es una pequeña formalidad en medio de una extenuante batalla; pero para aquellos que vuelven a casa, la imagen de estos hombres trabajando juntos en silencio para superar unas devastadoras adversidades da un nuevo sentido a la noción de héroe. Cautiva a un público americano hambriento de esperanza y cansados de una guerra que no parece tener fin. Da a las madres una razón para creer que sus hijos volverán vivos, y un sentido a aquellas que lloran por unos hijos que nunca volverán.

Para aprovechar la ola de sentimiento que la foto inspira, los "izadores de la bandera" son sacados del combate y enviados a casa para continuar sirviendo a su país – no en el campo de batalla, sino entre multitud de fervorosas masas reunidas para estar cerca de "verdaderos héroes" y extender unos talones extremadamente necesarios para financiar el esfuerzo bélico.

Sólo tres volvieron vivos – John "Doc" Bradley (Ryan Phillippe), un sanitario de la Marina; Ira Hayes (Adam Beach), un tímido nativo americano; y Rene Gagnon (Jesse Bradford), un soldado mensajero que evitó disparar su arma.

Los tres "izadores de la bandera" desempeñan el papel de héroe a la perfección – recorriendo sin descanso el país, estrechando las manos adecuadas, diciendo las palabras correctas – mientras que el poder de su imagen rescata el flaqueante esfuerzo de guerra. Pero en su interior sienten que, al igual que sus amigos y hermanos caídos en combate, una parte de sus almas nunca abandonarán las negras arenas de Iwo Jima.

Basada en el libro de James Bradley y Ron Powers.

El material gráfico de esta película es de sus respectivos propietarios, distribuidora Warner Sogefilms S.A. y productora Warner Bros. Pictures, Amblin Entertainment, Malpaso Productions, DreamWorks SKG.

1 críticas - Ver todas

Hemos perdido a Pepito, otra vez 6 - Listocomics.com


Tengo un amigo al que no le gusta ir a la montaña porque la naturaleza le aburre. Dice que "visto un árbol, vistos todos".
Y a mí me pasa más o menos los mismo con el cine bélico. Por supuesto que me doy cuenta de que hay diferencias entre Senderos de gloria y El puente sobre el Río Kwai, y que no es exactamente lo mismo Platoon que Stalingrado, pero esque me ponen a mí una escena de explosiones épicas y tiros épicos y, por muy bien rodada que esté, al cabo de diez minutos ya estoy pensando en mis cosas y oyendo el pum pum pum patapum a modo de ruido de fondo, como si de una épica lavadora vieja se tratase. Me desperezo un poco cuando llegan esas tradicionales escenas en las que bajan el ritmo de las explosiones, ponen música de yuyu (mayormente violines) y muestran los horrores de la guerra simbolizados por algún cuerpo mutilado, con las vísceras sueltas o los ojos arrancados o algo por el estilo. Pero enseguida empezamos otra vez con el pum pum pum y los soldados gritando cosas y siempre hay alguno al que llaman y no responde porque la ha palmado o la va a palmar enseguida, "¡Pepito!, ¡Pepito! ¡¡PEEEPIIIIITOOO!! ¡¡Repito, digo, Pepito!! ¡HEMOS PERDIDO A PEPITO!", y siempre hay alguno que quiere hacerse el héroe y salir de la trinchera a lo tonto y sus amigos le dicen que no salga "¡Qué coño te pasa, Juanito! ¡¡Quieres morir cómo Pepito!!", pero yo ya vuelvo a estar pensando en mis cosas.

Y por supuesto que Clint Eastwood es el mejor director actual de todos los tiempos del copón bendito, y por supuesto que admiro sus agallas, y por supuesto que las guerras son mu malas, y por supuesto que cuando aparecen los barquitos y los aviones por primera vez molan un montón, y por supuesto que son interesantísimas las escenas sobre el rollo de la foto de la bandera de marras y el poder de los símbolos y la importancia de la propaganda...
Pero anda que no hubiese yo disfrutado si me hubiesen dejado estar en la sala de montaje un ratito a solas con los rollos de la película y unas tijeras de podar setos.

Nota: sufi.

  Añadir crítica  

Desarrollado por Hispanetwork

Términos y condiciones |Publicidad | Sitemap | Webmasters
©2004 - 2018 Hispanetwork Publicidad y Servicios SL

Cine - Trailer, Sinopsis, Cartel, Galería de Fotos, Entrevistas y mucho más sobre Banderas de nuestros padres